fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar

¿Podar o no podar los rosales? ¡esa es la cuestión!


image

image

En general, deberás podar los rosales justo antes de que la planta rompa la latencia después de la última helada de primavera.

Esto será a principios de año en climas cálidos, y en cualquier momento entre enero y marzo en climas fríos. Si se trata de rosales más viejos, pódalos después de florecer. 

Los híbridos de té (son la mayoría de rosales arbustivos que se cultivan en nuestro país) se caracterizan por su porte poco compacto y sus grandes flores. A la salida del invierno, cuando empiezan a hincharse las yemas, se podan los tallos envejecidos y los chupones y se dejan entre tres y seis tallos lo más jóvenes posible, con tres a cinco yemas cada uno.

Para obtener un mayor número de flores y frutos en primavera y verano, la poda debe realizarse cuando haya luna llena o menguante. Si lo que se buscas es un crecimiento más fuerte y un mayor aumento vegetativo, hacerlo durante la luna nueva o creciente. 

No todos los rosales se podan en la misma época ni forma, nuestro consejo es que te informes con los expertos, en tu Centro de Jardinería te asesoramos según la colección de rosales que tengas en casa, arbustivos, trepadores, de copa, etc.


¿Quieres más información?

Contacte con nuestros departamentos y atenderán sus consultas de forma inmediata

Contacto


Contamos con la confianza de las mejores marcas del mercado

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes pulsar aqui para mas información.

Aceptar