fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar

Viveros La Mezquita Abrimos el puente de diciembre. Día 6 y el 8 en horario de 10:00 a 14:00 horas. Viveros La Mezquita

¿Puede mi perro tener una luxación de rodilla?


image

image

Es una de las patologías más comunes en perros de razas pequeñas siendo su incidencia:
•    En la raza Pomerania del 41,2%
•    En el Yorkshire Terrier del 24,9 %
•    Otras razas predispuestas son el Chihuahua, el Caniche, el Cocker Spaniel, Pincher, Teckel, Bichón Maltés y el West Highland White Terrier.
•    Y con menor frecuencia se puede diagnosticar en perros de raza de mayor tamaño como el Boxer, Labrador y Golden entre otros.

¿Cuáles son los signos que puede presentar mi perro?

Hay distintos grados de luxación de rótula dando diferentes signos según la gravedad en cada caso.
Podemos observar:
•    Dolor y crepitaciones (“chasquido” de la articulación al moverla)
•    Aumento de la sensibilidad de la rodilla provocando que el nivel de actividad del perro disminuya, hasta el punto de no querer subir ni bajar escaleras, del coche o del sofá
•    Andar con las patas arqueadas
•    Durante el paseo el perro puede levantar la pata y dar varios pasos con la rodilla flexionada y/o dar pequeños saltos
•    Cojeras intermitentes o totales con apoyo nulo de la pierna

¿Cuáles son las causas y los tipos de luxaciones de rodilla?

La luxación puede deberse a traumatismos, pero también puede tener un origen congénito; es decir, trasmitido por herencia, por este motivo no se recomienda la cría de animales que presenten este tipo de patología.
        

Las luxaciones pueden ocurrir:
•    Hacia la zona media de la rodilla. Ésta es la más frecuente, y generalmente se presenta en ambas extremidades.
•    Hacia la zona lateral de la rodilla. Son menos frecuentes y suelen darse en cachorros y en adultos de razas pequeñas, grandes o gigantes.

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento depende del grado que presente el perro. Será necesario tratar el dolor, prevenir la artrosis prematura y según el caso, sería necesaria la cirugía.
Es importante mantener un peso ideal y realizar ejercicio físico moderado para conservar el tono muscular.

Si ves alguno de los síntomas descritos no dudes en acudir a tu veterinario. Un retraso en el diagnóstico y tratamiento puede crear daños irreversibles en la articulación de tu mascota.

Fuente imagen: https://www.aluacv.es

¿Quieres más información?

Contacte con nuestros departamentos y atenderán sus consultas de forma inmediata

Contacto


Contamos con la confianza de las mejores marcas del mercado

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes pulsar aqui para mas información.

Aceptar