fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar
fix bar


Viveros La MezquitaJueves 11 de junio - Día del Corpus - Abrimos de 10:00h. a 14:00h. (Tarde Cerrado)Viveros La Mezquita

El COVID19 y las mascotas.


image

image

Desde que se inició el estado de alarma sanitaria referente al covid-19 son muchas las dudas que tenemos sobre cómo afecta este virus a las mascotas y sus propietarios.

Desgraciadamente, en la clínica veterinaria La Mezquita ya hemos tenido urgencias veterinarias derivadas de ciertas situaciones que vamos a explicar a continuación.

Estos días hemos atendido perros con síntomas gástricos posiblemente derivados de ingerir hierba u olfatear superficies en zonas comunitarias que han sido desinfectadas con soluciones a base de hipoclorito sódico.

Para evitar intoxicaciones llevaremos a nuestra mascota con una correa fija (no extensible) y controlar en todo momento que no coja o coma nada del entorno. Si nuestro perro es un “basurillas” no sería un mal momento para empezar a usar un bozal de cesta, que aunque al principio no son muy bien aceptados por el perro, es un protector estupendo para controlar la ingesta no deseada. Si tu calle acaba de ser desinfectada espera al menos dos horas para sacar a tu mascota.

Algunos de los síntomas que puedes observar si tu animal sufre una intoxicación de este tipo son: vómitos espumosos, diarrea, incoordinación, e incluso síntomas neurológicos más severos o necrosis de la lengua.
 
También hemos visto abrasiones en las almohadillas por el uso de alcohol, o colonias con alto contenido de alcohol, usadas repetidas veces después de los paseos.

Para higienizar las almohadillas al volver del paseo, bastaría con el uso de toallitas de un solo uso, o el uso de agua y jabón. El covid-19 es más propicio a permanecer en superficies lisas contaminadas por secreciones. De ahí que si tocamos esa superficie luego deberíamos lavarnos bien las manos para eliminarlo y evitar tocarnos la cara, los ojos y la nariz. El pelo y las almohadillas de nuestro perro son porosos y fibrosos, por lo que es muy improbable que permanezca el virus sobre nuestra mascota. Aún así, después de jugar o tocar a nuestra mascota es recomendable lavarse las manos correctamente.

Y por último, vemos un riesgo importante de abandonos por el miedo que muchos propietarios puedan tener a que los animales sean parte de la cadena de transmisión del virus. A día de hoy, no hay evidencia científica de que las mascotas puedan transmitir esta enfermedad. Aunque se han documentado casos de mascotas que han mostrado síntomas después de estar en contacto con su dueño infectado, no existen pruebas de que los perros y gatos puedan transmitir la enfermedad a las personas.

Solamente debemos ser precavidos y mantener unas pautas de higiene apropiadas. Y si tienes cualquier duda consulta a tu veterinario en Cuenca que te pueda aconsejar.


Imagen: freepik

¿Quieres más información?

Contacte con nuestros departamentos y atenderán sus consultas de forma inmediata

Contacto


Contamos con la confianza de las mejores marcas del mercado

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes pulsar aqui para mas información.

Aceptar